Viajando simple y disfrutando…

Hace unas semanas entrevistamos a Iñigo Mendía, un “viajero itinerante” que lleva varios años moviéndose en su furgoneta. Además es autor de dos podcast (Viajando Simple y Cómo Traviajar) y ha publicado un libro titulado “Cómo vivir y viajar en furgoneta”.

1.- Unos pequeños datos autobiográficos

Mi nombre es Iñigo Mendía, soy de San Sebastián y tengo 33 años. Desde 2013 hasta ahora, sólo he parado de vivir viajando durante 2016 y 2017. En esos dos años hospedé a más de 60 personas en mi casa gracias a Couchsurfing y de ellos aprendí un montón.En 2018 volví a dejarlo todo para vivir viajando en mi sexta furgoneta cámper. Esta vez el plan era ganarme la vida trabajando por internet. Lo conseguí un año y medio más tarde probando y aprendiendo muchas cosas.

2.- Ahora mismo ¿cómo es tu vida? ¿trabajas mientras viajas?

En este mismo momento voy rumbo a Galicia sin prisas pero con pausas mientras trabajo en diferentes proyectos. Todos son propios y online. Intento trabajar de 7 a 13 pero siempre acabo metiendo más horas. Cómo son cosas que me gustan me cuesta desconectar. Por las tardes aprovecho para descubrir los lugares por los que viajo.

3.- ¿A crees que se debe el auge actual del turismo itinerante? ¿corremos el riesgo de una saturación que genere más problemas que beneficios?

España e Italia son de los pocos países donde no se ha notado este auge hasta ahora. Es curioso. Pero la verdad es que es normal que la gente lo quiera hacer. Con el mismo dinero, o bien puedes viajar más o puedes permitirte más caprichos que si viajas de otra forma. Además que te sientes más libre.

Esto puede llegar a ser un problema si no se regula. En Alemania o Francia tienen más de 6000 áreas de autocaravanas, en cambio en España hay 1000. Creo que todavía los ayuntamientos no se han cuenta del dinero que traería al pueblo o ciudad tener una zona habilitada para este tipo de turismo. En definitiva, creo que no hay prohibir, hay  que regularlo con sentido.

4.-  A pesar de estar tanto tiempo viajando ¿Tienes un punto de referencia en tu vida (un hogar, una familia…)? ¿o tu referencia está allí donde te encuentras en este momento?

Mi familia y mis amigos están en San Sebastián. Por eso, mínimo una vez al año, paso un tiempo allí. Me gusta hacerlo en navidades, es más fácil coincidir con la gente. Pero a pesar de viajar solo, me encanta ir a lugares donde tengo amigos, como por ejemplo Alemania. Solo en 2019 pasé dos meses en Berlín. Incluso algunos amigos han venido a viajar conmigo en la furgoneta durante unas semanas. Es genial, disfruto mucho solo, pero alternarlo con estar con gente es lo más.

5.- Tu libro “Cómo vivir y viajar en furgoneta” se puede decir que es una filosofía de vida. Ahí cuentas todo lo que has aprendido en tus viajes. ¿qué tres consejos básicos darías a una persona que quiere comenzar a desarrollar este estilo de vida?

No me había dado cuenta, pero parece que el libro es más filosófico de lo que me planteaba en un principio. La idea era hacer una simple guía para la gente que quiere viajar en furgoneta. Dónde dormir, dónde encontrar agua, consejos para elegir una furgoneta… Sólo quería compartir mis aprendizajes. Pero al final también me puse a escribir un poco de miedos, de trabajo, de disfrutar la corta vida que tenemos…

Tres consejos que daría son:

– No te olvides de que te vas a morir pronto, haz lo que quieras ahora. 

– Sé consciente de que puedes comprar una furgoneta por 1000€. 

– Muchos trabajan viajando, ¿Estás seguro de que tú no puedes?

6.- ¿Los viajes te han hecho más tolerante? ¿han abierto tu mente a nuevas ideas o formas de ver el mundo?

Totalmente. Pero más que los viajes en sí, ha sido la gente que he conocido por el camino. Creemos que lo que pensamos nosotros es lo correcto, pero somos minoría, ¿Por qué estamos nosotros en lo cierto y ellos no? 

Sabemos mucho menos de lo que pensamos y de todos se puede aprender.

7.- Por último… tu vida viajera en una frase.

“No paro de aprender cada día, de otros y de mi mismo.”

Muchas gracias a Iñigo por el tiempo que nos dedicó. Le deseamos un feliz viaje…

¡Compártelo!