Viajando hacia 2021…

El año 2020 será muy difícil de olvidar. Quedará marcado en nuestros cerebros como el año en el que una pandemia asoló todo el planeta y cambió radicalmente nuestras vidas. Un año complejo, en el que lo bueno ha pasado de puntillas y lo malo se nos ha quedado grabado a fuego.

El estilo de vida del Viajero Itinerante también se ha visto afectado. Por un lado de una forma negativa ya que los sucesivos confinamientos han impedido desplazarse con libertad. Por otro lado podemos ver un lado positivo ya que este sector ha sido uno de los que más adeptos ha conseguido y el número de nuevas matriculaciones y el alza en los alquileres de vehículos así lo demuestra.

Este número 2020 que tan bonito nos parecía ha supuesto una brecha en el turismo tradicional. Las salidas al extranjero han quedado restringidas, turistas de otros países llegan con cuentagotas, la movilidad interior restringida, la ocupación hotelera ha caído a mínimos, hay que seguir unas normas sanitarias… El sector del Viajero Itinerante que se desplaza en caravana, autocaravana o furgoneta ya venía pegando con fuerza en los últimos tiempos pero este año ha sido “muy especial” y el aumento de usuarios ha sido notable. Las autoridades sanitarias siempre han recomendado utilizar nuestro vehículo para viajar y hacer turismo. Este estilo de vida se manifiesta como uno de los más seguros, siempre que se respeten las normas sanitarias establecidas, y además ha venido para quedarse mucho tiempo entre nosotros.

La verdad es que comenzaremos el 2021 con muchas incógnitas:evolución de la pandemia, efectividad de las vacunas… Seamos positivos y pensemos que a mediados de año las cosas irán mejorando y podremos viajar con menos limitaciones. Quizás sea el momento de pensar en nuevas situaciones y necesidades derivadas del aumento de usuarios de este tipo de vehículos, sobre todo a nivel normativo.

Este año se ha aprobado en el Congreso de los Diputados una Proposición no de Ley que pretende fomentar la creación de nuevos espacios de pernocta y realizar un estudio para analizar todos aquellos aspectos normativos relacionados con la movilidad de la autocaravana, con el objeto de servir de guía y apoyo para los ayuntamientos y sus posibles regulaciones a través de ordenanzas. Se busca una unificación de criterios normativos por parte de Comunidades Autónomas y municipios, algo que actualmente no sucede y además lleva a mucha confusión.

Hay que reconocer que esta PNL es un paso adelante pero, de momento, carente de contenido. Simplemente es el inicio de un debate necesario en este sector en el cual hay varias partes implicadas: administración, campings, asociaciones varias, usuarios….

Mi opinión personal, y respetando cualquier tipo de opiniones que surjan, es que el sector necesita YA una regulación estatal que sirva de base a Comunidades y Municipios, que a su vez desarrollarán normativas propias pero siguiendo ese esquema general. El Viajero Itinerante tiene que conocer de una forma clara dónde y cómo puede pernoctar. Está claro que en muchos lugares (parques nacionales, zonas costeras, zonas protegidas…) la pernocta tendrá que estar limitada pero seguro que hay cientos de lugares en los cuales se podría pernoctar sin limitaciones siempre que hubiera una normativa que lo regulara.

El aumento de usuarios implica el nacimiento de nuevas necesidades. Además ese aumento lleva a la creación de nuevas instalaciones (públicas o privadas), surgirán nuevas empresas vinculadas al sector (venta, alquiler, mantenimiento, complementos…), habrá un importante impacto en la economía local… etc. Aún en nuestro país hay muchas personas que consideran  este estilo de vida como algo “alternativo”, de la época “hippie”, “personas que no consumen”…. Ese momento ya está superado y el Viajero Itinerante necesita una normativa clara y homogénea que le permita desarrollar su actividad, tan respetable como otras, de una forma libre y segura. El 2021 tiene que ser un año para reinventarse, superar viejos clichés y disputas, centrarse en lo inmediato y en lo verdaderamente necesario. Nuestro estilo de vida ha venido para quedarse. Creo que es el momento de comenzar a luchar por ello y para eso lo que se necesita, fundamentalmente, es unidad, diálogo, innovación y confianza. Está en nuestras manos.

¡Compártelo!