Tu primer viaje…

Comprar la primera autocaravana será uno de los grandes momentos de tu vida y siempre te vendrán bien unos pequeños consejos para realizar ese primer viaje soñado. Si eres nuevo en este estilo de vida desde Digital Camper Life queremos ayudarte para que disfrutes con ese momento.

1.- Antes de tu primer viaje… prepárate.

Las autocaravanas modernas pueden ser complejas, por lo que vale la pena hacer los deberes antes de salir de casa y comprobar que sabes cómo funcionan los distintos dispositivos. Quizás en el momento de la compra el vendedor te haya explicado todo su funcionamiento pero es complicado quedarse con todo en la cabeza.

Cuando estés en tu casa verifica que todo funciona correctamente, cómo se colocan las camas (si hay que hacerlo), estudia como cargar y descargar los depósitos, cómo limpiarlo, el uso de cada interruptor… Si no lo sabes lo mejor es preguntar. En la red encontrarás muchas páginas y foros que te servirán de ayuda.

2.- Revisa todos los controles de calefacción.

¿Tienes las botellas de gas llenas? ¿Tienes completo el depósito de GLP? No es plato de buen gusto tener que salir a medianoche a por bombonas o a rellenar el GLP. Comprueba todo este tema antes de salir de viaje.

Normalmente las botellas de gas de repuesto las puedes encontrar en estaciones de servicio o grandes superficies pero no es seguro que tengan las mismas que tú utilizas.

Si tienes un tanque de GLP fijo en tu autocaravana conviene que aprendas cómo rellenarlo. En España el número de estaciones de servicio que cuenta con este combustible aún no son muchas. Utiliza una app que te indique dónde puedes encontrarlo. Si sales al extranjero ten en cuenta que el adaptador no es el mismo para todos los países.

3.- Menos es más.

En tu autocaravana deberás llevar utensilios de cocina y comedor, así como ropa de cama, ropa y cualquier equipo para exteriores. Ten cuidado con el peso. Lleva sólo la cantidad mínima de cosas que necesites.

Algunos pequeños consejos para ahorrar peso son utilizar tazas y platos de melamina, y toallas de microfibra en el baño. Además de ser súper ligeras, éstas también ocupan una fracción del espacio de una toalla convencional. También se secan rápidamente.

4.- Tienes que ser consciente del uso de la energía.

Casi todos los elementos eléctricos en la sección de habitación de tu vehículo funcionarán con los 12 V CC proporcionados por la batería del mismo. Conectarte a una toma de corriente activará un cargador de red para recargar la batería, pero si no estás conectado o utilizando artículos de 12V en la carretera, debe ser consciente de tu uso de energía. Si la batería se descarga, ninguno de tus sistemas eléctricos funcionará.

Si planeas viajar en autocaravana sin conexión a la red eléctrica vale la pena invertir en una segunda batería. Comprueba dónde está tu caja de fusibles de 12 V y comprueba qué tipo de fusibles utiliza. Compra un juego completo de fusibles de repuesto y asegúrate de guardarlos cerca de la caja de fusibles. 

En cuanto al uso de pequeños electrodomésticos (tostador, secador de pelo…) vale la pena considerar dispositivos de bajo consumo o buscar alternativas.

5.- El uso de los elementos del baño.

Cuando los depósitos estén aún vacíos es un buen momento para “entrenar” y aprender a vaciarlos. Después todo será más fácil.  La mayoría de los cassettes simplemente se deslizan hacia afuera después de soltar un pestillo y luego se pueden llevar con ruedas hasta la zona de vaciado. Enjuágalo un par de veces y luego lo colocas de nuevo en el vehículo.. Es más fácil verter productos químicos nuevos para baños mientras el tanque está fuera de la autocaravana.

Ducharse en el baño de la autocaravana no es como hacerlo en tu hogar. Ten en cuenta la limitación de los depósitos de agua del vehículo. Ten en cuenta también el número de personas que viajan y haz un cálculo de litros por persona.

Estos son unos pequeños consejos para el primer viaje. Seguro que por el camino te darán muchos más que te serán muy útiles. Lo fundamental es que disfrutes con la experiencia y si surge algún problema seguro que la solución no es complicada. Buen viaje.

¡Compártelo!