También tenemos castillos…

En Cantabria puedes encontrar cinco castillos. Uno de ellos es el de San Vicente de Argüeso, que se encuentra dentro del término municipal de la Hermandad de Campoo de Suso, en el Sur de Cantabria.

Construido durante los siglos XIII, XIV y XV, fue el emblema y la fortaleza del señorío de la Casa de Mendoza en las tierras altas de Campoo. En ese mismo lugar hubo con anterioridad al castillo una ermita bajo la advocación de San Vicente mártir (S.IX)de la que tomará su nombre el castillo, y cuyos restos aún son visibles en la base de la Torre del Homenaje; la necrópolis altomedieval (siglos IX -X),  asociada a esta pequeña iglesia, se encuentra en el patio de armas del castillo, y está formada por varias tumbas de lajas orientadas hacia el este, según las costumbres religiosas de la época.

Será en los siglos XIII y XIV cuando se inicie la construcción de las torres del castillo, sobre la antigua ermita de San Vicente. Llama la atención que ambas torres no fueran concebidas respetando una cierta simetría, circunstancia que se explica tanto por los condicionamientos físicos del abrupto solar sobre el que se asienta, así como por la intención de no taparse entre sí la línea de visión y dominar mucho más terreno.

El cuerpo central que une ambas torres, ya del siglo XV, consta de arcos ojivales, ventanas conopiales y matacanes cuya finalidad era defender los puntos más débiles del castillo: sus puertas.

Siendo la ganadería fuente de riqueza principal de la zona, el castillo controlaba una zona de trashumancia estacional del ganado. No lejos del castillo se localiza el puerto de montaña de Palombera y transita la ruta que desciende hacia la costa por el Valle del Saja, ruta ancestral de paso y trashumancia de ganado.

Tras décadas de abandono y progresivo deterioro, fue cedido por su última propietaria en 1962 al municipio de la Hermandad de Campoo de Suso con la idea de proyectarse en él un Parador de Turismo que no llegó a prosperar.

Restaurado por el Gobierno de Cantabria y el Ayuntamiento de la Hermandad de Campoo de Suso (siendo este municipio el propietario de la fortaleza) en 1988, el Castillo de Argüeso, abre sus puertas a las visitas en agosto de 1999. Desde entonces, miles de visitantes han pasado por sus estancias, admirando el cuidadoso trabajo de rehabilitación llevado a cabo y participando de las actividades que se organizan, ya que funciona como centro cultural que acoge exposiciones temporales, conciertos, jornadas de recreación histórica, bodas civiles, cursos…

¡Compártelo!