No sin mi perro…

Cuando viajamos en nuestra furgoneta siempre llevamos a Nick, un Golden Retriever de siete años. Viajar con perros a veces puede ser complicado pero siempre hay soluciones recurrentes. Una escapada a la playa, a la montaña o a algún pueblo con encanto viene bien a toda la familia.

Es importante resaltar que nunca se debe transportar un perro suelto en el vehículo ya que puede provocar distracciones, daños a los ocupantes, e incluso interferir en la conducción, con el riesgo que ello implica. La normativa del Reglamento General de Circulación y la Ley de Seguridad vial no especifican claramente cómo se debe transportar un perro en coche en España, no obstante, sí mencionan algunas características básicas de conducción que se deben tener en cuenta.

La Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial en su artículo 13.2 nos dice que el conductor debe mantener libertad de movimientos, un campo de visión necesario y atención permanente a la conducción. Por lo tanto se debe mantener una adecuada colocación de los objetos o animales transportados.

A la hora de viajar también debemos de tener en cuenta la documentación necesaria para su transporte: cartilla sanitaria, chip identificativo y el seguro de responsabilidad civil y la licencia correspondiente si se trata de una raza potencialmente peligrosa.

Sobre los sistemas de retención existe un cinturón de viaje para perros que debe ir siempre sujeto a un arnés. Nunca se debe utilizar un collar, ya que ante un impacto el perro podría ahorcarse. 

Un sistema más seguro que el anterior es el arnés de doble enganche. Básicamente dispone de un espacio para que atemos directamente al perro utilizando el cinturón de seguridad del coche.

Otras opciones posibles son los transportines, rígidos o plegables. Estos últimos sólo pueden ser utilizados por perros de determinado tamaño. En el caso del transportín rígido hablamos de un sistema más seguro. En caso de impacto el perro recibiría el menor daño posible y no afectaría a los conductores.

Unos pequeños Consejos para viajar con tu perro:

  • Es recomendable acostumbrar al perro desde cachorro
  • Si va a viajar en transportín debes acostumbrarle antes en casa. 
  • No fuerces a tu perro a entrar en el vehículo, es mejor que suba por su propio pie. Prémiale cuando suba.
  • No le ofrezcas comida o agua en exceso, podría vomitar.
  • Procura que su espacio sea cómodo y agradable. 
  • No lleves a tu mascota en los asientos delanteros, está prohibido.
  • Durante los viajes para cada 2 o 3 horas para que pueda caminar, hacer sus necesidades o beber agua.
  • Dejar siempre la Camper aparcada a la sombra y ventilada si hace mucho sol.

Disfruta del próximo viaje con tu perr@… Te lo agradecerá.

¡Compártelo!