El potencial del viajero itinerante en Cantabria

No descubrimos nada nuevo si hablamos del auge que está experimentado el sector del Viajero Itinerante (autocaravanas y furgonetas cámper) en los últimos tiempos. Por lo tanto tampoco es una sorpresa decir que este tipo de turismo genera actividad económica.

Esa actividad económica comienza en el mismo momento en el cual el usuario adquiere el vehículo. Supone un desembolso considerable y son muchas las empresas del sector que se ven beneficiadas con la compra de una autocaravana, una furgoneta o la camperización de esta última.

Por otro lado se está desarrollando también un mercado importante de alquiler de vehículos. Uno de los países donde se hacen más búsquedas para alquilar caravanas es España, lo que está atrayendo empresas extranjeras a nuestro país con modelos de negocios novedosos como puede ser la australiana Camplify, una plataforma que pone en contacto a dueños de caravanas y personas interesadas en alquilarla.

Una vez tenemos el vehículo llega el momento de utilizarlo. Sea autocaravana, caravana o furgoneta está claro que necesita combustible para desplazarse con lo cual acudimos a estaciones de servicio que nos prestan ese servicio.

Salimos de fin de semana, de vacaciones o sin fecha fija de retorno. Planificamos nuestra ruta. Viajamos solos, en pareja o con la familia. Seguro que necesitamos comer, ya que es una necesidad básica. Compramos alimentos en el supermercado de nuestra localidad o en los comercios de los pueblos que visitamos. Tomamos un café, compramos productos típicos, visitamos museos y exposiciones, nuestros hijos disfrutan de las múltiples actividades que nos encontramos por el camino. La economía sigue fluyendo. Hay un continuo cambio de dinero por bienes y servicios. Nadie puede negar que no potenciamos las economías locales. Quizás no lo hagamos en beneficio de ciertos sectores (campings, hoteles…) que nos utilizan como chivos expiatorios para justificar su incapacidad de adaptarse a los nuevos tiempos.

En nuestra Comunidad las áreas de pernocta existentes aún son escasas si tenemos en cuenta el número de usuarios de autocaravanas y furgonetas (tanto nacionales como extranjeros) que circulan por ella. Cantabria cuenta con múltiples posibilidades para este tipo de viajero, no sólo en la zona costera sino también en pequeños municipios del interior que se pueden aprovechar del auge de este estilo de vida.

Está claro que las Administraciones Locales son fundamentales en el desarrollo de nuevas áreas de pernocta pero los viajeros, el sector del comercio local, la hostelería y las empresas vinculadas al mundo del caravaning también tienen que mostrar su apoyo por conseguir un objetivo común: el desarrollo de un turismo comprometido, responsable y colaborativo en el que los viajeros puedan descubrir y disfrutar de nuestro patrimonio; y que a la vez contribuya a la economía local y al desarrollo de nuevas oportunidades en zonas rurales.

¡Compártelo!