El desfiladero nos lleva a Peñarrubia

El municipio de Peñarrubia es uno de los más desconocidos pero también uno de los más atractivos de la geografía cántabra. Enclavado en zona montañosa y rodeado de moles calizas por todos lados, sus laderas siempre verdes proporcionan espléndidos paisajes con exuberante vegetación.

El municipio está formado por 7 localidades y su territorio aparece ya documentado en 1116, aunque del primitivo poblamiento apenas se conocen otras menciones que las referidas a las iglesias de San Salvador de Blandes (1116) y San Andrés de Blandes (1170).

Peñarrubia nos ofrece hoy en día un valioso conjunto de torres medievales defensivas entre las que destaca la de Linares. Dignas de mención son también la ermita de San Pedro, en Caldas; la parroquia de San Andrés, en Linares, y la Capilla de Nuestra Señora del Valle, en Navedo. En la Hermida funciona desde el siglo XIX un balneario de aguas termales, con temperaturas por encima de los 60 grados centígrados.

Hoy queremos destacar una vista que no puedes perderte: es el mirador de Santa Catalina, desde donde disfrutarás de unas vistas únicas del desfiladero de la Hermida.

Para acceder a él, hay que tomar una carretera estrecha que sale de La Hermida y que va dejando atrás varios pueblecitos de montaña (Caldas, Linares y Piñeres). Cuando llevamos unos 10 kilómetros y 20 minutos de camino aparece la ermita de Santa Catalina de Piñeres, una construcción diminuta del siglo XVII. Desde aquí sale una pista que conduce hasta EL MIRADOR DE SANTA CATALINA. Lo mejor es hacer el camino andando para disfrutar del paisaje. Se puede llegar al mirador en vehículo pero si hay alguno más es complicado maniobrar.

Al llegar al mirador podrás asomarte al balcón del Desfiladero de la Hermida, y conocer algo más sobre este lugar y el valle gracias a los paneles informativos. Junto al mirador se encuentra la Bolera de los Moros o castillo de Piñeres, los restos de una antigua fortaleza del siglo VIII. Es el vestigio no prehistórico más antiguo de Peñarrubia, ​ y probablemente jugó un papel importante como atalaya estratégica de vigilancia de los accesos a la costa.

Desde 2019 en ese mismo lugar se encuentra la Senda Mitológica “Las criaturas del Monte Hozarco”, lleno de personajes mágicos, representativos de la cultura tradicional cántabra. La SENDA es un recorrido sin dificultad que nos lleva hasta el Mirador de Santa Catalina a través del bosque.

Estos personajes de la MITOLOGIA CÁNTABRA representan el mal y el bien, las debilidades humanas, los miedos, el sentido de justicia o intentan explicar hechos extraños. Son hadas, brujas, monstruos, duendes traviesos y seres malignos que viven en los montes, en cuevas o escondidos en desvanes y casas viejas.

Peñarrubia y su senda se convierte en el lugar ideal para vivir una aventura mágica y disfrutar de unas vistas impresionantes desde el mirador. Si todavía no lo conoces, ¿A qué estás esperando? Y si lo conoces… ¿Cuándo vas a repetir?

¡Compártelo!