¿Cómo nace Digital Camper Life?

DIGITAL CAMPER LIFE nace en 2020, un año diferente, de la mano de María Gutiérrez y José Carlos Pérez, dos apasionados del turismo itinerante y el mundo digital. Combinando estas dos pasiones generan un proyecto que tiene como objetivo atraer viajeros que se desplazan en autocaravana, caravana o furgoneta cámper, bien sean turistas itinerantes o nómadas digitales, a la Comunidad de Cantabria.

Nuestro acercamiento al mundo cámper comenzó hace dos años con la adquisición de una CitröenSpacetourer. Una pena no haberla conocido unos años antes, la relación hubiera sido muy fructífera. En ella nos desplazamos, siempre que el trabajo nos lo permite, mi mujer María, nuestra hija Lucia, nuestro perro Nick y yo.

En una semana nos pensamos la compra y en apenas 15 días ya había construido un mueble que nos sirviera de cama para dormir. Nuestra primera noche de “pernocta” será para recordar siempre. Fue un sábado por la noche del mes de Junio. Nos habían visitado unos amigos que se alojaban en la localidad de Suances y allí fue donde nos estrenamos, a unos 25 km de nuestro domicilio. Recuerdo que nos olvidamos la almohada y un amigo nos tuvo que dejar unos cojines para dormir cómodos. Nada más meternos en la cama comenzó a descargar una tormenta. La verdad es que oír las gotas caer relajaba un montón hasta que apareció un quinto inquilino en nuestro vehículo: el mosquito. Picar no nos picó pero su zumbido nos acompañó durante toda la noche.

Realmente de este momento aprendimos muchas cosas que nos sirvieron de experiencia para salidas posteriores: fundamental llevar algo contra los mosquitos. Nuestra solución fue adquirir una pequeña lámpara que además los atrae y los deja KO. Hay que tener siempre una lista a mano donde estén apuntadas todas las cosas que necesitamos. Ahora es muy raro que se nos olvide algo. Y, sobre todo, aprendimos a disfrutar del momento lo que nos ha llevado a continuar con la aventura.

Con nuestro proyecto pretendemos que más personas disfruten con este estilo de vida. Más que turistas nos consideramos viajeros… y hay mucho mundo por conocer ahí afuera.

¡Compártelo!