Cinco cosas interesantes que puedes hacer en Liébana…

La comarca de Liébana y sus extraordinarios paisajes atrae a multitud de Viajeros Itinerantes a lo largo de todo el año. Aquí te recomendamos cinco planes que no puedes dejar de hacer cuando visites este paraíso natural.

1.- ATRAVESAR EL DESFILADERO DE LA HERMIDA

Un auténtico espectáculo paisajístico que marca el límite de los Picos de Europa y nos da acceso al Valle de Liébana. Sus 21 kilómetros de longitud lo convierten en el más largo de la Península Ibérica. A veces conducir por esta carretera que va paralela al río puede generar tensión pero también es una de las más bonitas que podrás ver. En el pueblo de la Hermida, justo al borde de la carretera a la altura del Balneario, puedes encontrar las aguas termales naturales que nacen en la orilla del río Deva.

2.- SUBIR AL TELEFÉRICO DE FUENTE DÉ

En pleno corazón del Parque Nacional de los Picos de Europa, el Teleférico de Fuente Dé, salva un desnivel de 753 metros, y sitúa al viajero a 1.823 metros de altitud en tan sólo 4 minutos, a una velocidad de 10 m/s. Desde la estación superior el visitante se sobrecogerá por un paisaje de inmensa belleza.

El mejor momento para hacer el viaje en teleférico y si sólo pretendemos hacer un paseo y disfrutar de sus vistas es a primera hora de la mañana o a última de la tarde. En el primer caso es muy típico encontrarse con un mar de nubes por debajo de El Cable (la estación superior del Teleférico), a última hora las puestas de sol son espectaculares.

3.- VISITAR EL CENTRO DE VISITANTES DEL PARQUE NACIONAL DE LOS PICOS DE EUROPA

Este centro se encuentra en la localidad de la Tama, una vez finalizado el paso por el Desfiladero de la Hermida. El viajero encontrará un edificio moderno pero construido a base de materiales nobles como la piedra y la madera. Las diferentes salas expositivas constituyen un recorrido a través de las características del paisaje del Parque Nacional, su geomorfología, fauna y vegetación, sus redes fluviales, sus usos cotidianos a través de la relación entre el hombre y la naturaleza.

El visitante podrá conocer con la reproducción de un templo románico, las diferentes manifestaciones artísticas, una escenografía del Beato de Liébana, representaciones del interior de una vivienda, un cobertizo con la presentación de utensilios domésticos, una tienda virtual, etc. acercando al viajero a la evolución de la vida cotidiana en este singular paisaje.

4.- VISITAR UNA DESTILERÍA Y VER CÓMO SE ELABORA EL ORUJO

El orujo es uno de los productos lebaniegos que gozan con mayor reconocimiento dentro y fuera de Cantabria. Visitando una destilería podréis ser testigos del proceso de elaboración de este producto y conocer de cerca las instalaciones en las que llevan a cabo esta tarea. Una experiencia para disfrutar.

Muy cerca del Centro de Visitantes anteriormente mencionado se encuentra la destilería ORULISA que organiza visitas guiadas por sus instalaciones, con degustación de sus excelentes productos.

5.- CALLEJEAR POR EL CASCO ANTIGUO DE POTES

Sus calles empedradas y sus puentes hacen de Potes un lugar increíble para perderse y desconectar. Desde la plaza donde se encuentra el templete, divisarás la Torre del Infantado, fortaleza medieval que tras ser rehabilitada acoge exposiciones.

Disfruta también de su excelente gastronomía, sus comercios y sus gentes… no te defraudarán. El encanto de todos sus rincones te atrapará.

¡Compártelo!